DEVOCIONALES

40 días de oración por Fiesta Familiar y Apoderados

Semana 1

Semana 2

Semana 3

Semana 4

Semana 5

Semana 6

Semana 5

Orando con Jesús por una Ciudad
que Necesita Reconocer al Salvador 

(Lucas 19:41–44)

Uno de los problemas más serios que enfrentó Jesucristo durante su ministerio terrenal fue la incapacidad de los israelitas para reconocerle como el enviado de Dios para traer la salvación a los perdidos, recordemos las tristes palabras de la introducción del evangelio de Juan que nos muestran la condición espiritual de los judíos del primer siglo “A lo suyo vino pero los suyos no lo recibieron.” (Juan 1:11). Definitivamente, no nos gustaría que se dijera algo así al finalizar la “Fiesta Familiar”. En cambio, quisiéramos ver una hermosa cosecha de almas que nos permita afirmar, “Pero a todos los que lo recibieron, a los que creen en su nombre, les dio derecho de ser hechos hijos de Dios.” (Juan 1:12)

Día 1: Oremos: Señor, por favor, quita el “velo espiritual” que produce la incredulidad en Jesucristo y el rechazo a tu evangelio dentro del pueblo hispano. “¡Oh, si conocieras tú también, por lo menos en este tu día, lo que conduce a tu paz! Pero ahora está encubierto a tus ojos” (Lucas 19:41)

Día 2: Oremos: Señor, por favor, abre los “ojos espirituales” del pueblo hispano para que pueda responder positivamente al mensaje de Salvación que será predicado en la “Fiesta Familiar”. “Entonces fueron abiertos los ojos de ellos y lo reconocieron…” (Lucas 24:31 a)

Día 3: Oremos: Señor; por favor, produce un espíritu de arrepentimiento y conversión sobre los hispanos del Metroplex durante la “Fiesta Familiar”. “¡Ay de ti, Corazín! ¡Ay de ti, Betsaida! Porque si se hubieran realizado en Tiro y en Sidón los hechos poderosos que se realizaron en ustedes, ya hace tiempo se habrían arrepentido en saco y ceniza.” (Mateo 11:21) “Cuando él [el Espíritu Santo]* venga, convencerá al mundo de pecado, de justicia y de juicio.” (Juan 16:8)
* Énfasis añadido.

Día 4: Oremos: Señor, por favor, moviliza al pueblo cristiano hispano a hacer con diligencia la tarea evangelizadora. “Entonces dijo a sus discípulos: “A la verdad, la mies es mucha, pero los obreros son pocos. Rueguen, pues, al Señor de la mies, que envíe obreros a su mies”. (Mateo 9:37–38)

Día 5: Oremos: Señor, por favor, concédenos una hermosa cosecha de almas el día de la “Fiesta Familiar”, y que esta cosecha continúe produciendo fruto por mucho tiempo. “Él les dijo: “… regocíjense de que sus nombres están inscritos en los cielos.” (Lucas 10:18–20)

Día Domingo: Por favor, tome tiempo para presentar estos motivos ante la congregación y diríjalos en un tiempo de oración corporativa en sus clases de Escuela Dominical y servicio de adoración.

Regresar a la página principal
Ministry Index