DEVOCIONALES

40 días de oración por Fiesta Familiar y Apoderados

Semana 1

Semana 2

Semana 3

Semana 4

Semana 5

Semana 6


Semana 2

Orando con Josué y Derribando Muros

(Josué 6)

Los muros parecen haberse puesto de moda en nuestros días; sin embargo, son más antiguos de lo que podríamos imaginar. Por ejemplo, podemos recordar la Gran Muralla China, que a pesar de su majestuosa apariencia no pudo impedir el paso de los ejércitos invasores. También viene a nuestra memoria el, tristemente célebre, muro de Berlín, con el cual se dividió a la nación alemana por razones de ideología. Pero, quizás, la muralla que más recordamos los creyentes era aquella que rodeaba a la ciudad de Jericó y la cual fue derribada por Dios en respuesta a la obediencia de Josué y el pueblo de Israel. En el día de hoy se levantan muros espirituales (mucho peores que cualquier muro físico) que nos impiden alcanzar nuestro máximo potencial para Dios. Durante esta semana estaremos orando para que Dios derribe cualquier muralla que nos impida avanzar hacia el cumplimiento de los planes de Dios para nuestras vidas.

Día 1: Oremos: Señor, por favor, derriba todo muro de apatía espiritual de entre tu pueblo. “¿A qué, pues, compararé a los hombres de esta generación? ¿A qué son semejantes? Son semejantes a los muchachos que se sientan en la plaza y gritan los unos a los otros diciendo:
“Les tocamos la flauta y no bailaron; entonamos canciones de duelo y no lloraron”.” (Lucas 7:31, 32)

Día 2: Oremos: Señor, por favor, derriba la muralla del temor de entre tu pueblo. “No temas, porque yo estoy contigo. No tengas miedo, porque yo soy tu Dios. Te fortaleceré, y también te ayudaré. También te sustentaré con la diestra de mi justicia’. He aquí que todos los que se enardecen contra ti serán avergonzados y afrentados; los que contienden contigo serán como nada, y perecerán. Buscarás a los que contienden contigo, pero no los hallarás más. Aquellos que te hacen la guerra serán como nada, y como algo que no existe. Porque yo, el SEÑOR, soy tu Dios que te toma fuertemente de tu mano derecha y te dice: ‘No temas; yo te ayudo’.” (Isaías 41.10–13)

Día 3: Oremos: Señor, por favor, remueve los muros del afán y la ansiedad de entre tu pueblo. “Por nada estén afanosos; más bien, presenten sus peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias.” (Filipenses 4:6)

Día 4: Oremos: Señor; por favor, derriba el muro del materialismo. “No acumulen para ustedes tesoros en la tierra, donde la polilla y el óxido corrompen, y donde los ladrones se meten y roban. Más bien, acumulen para ustedes tesoros en el cielo, donde ni la polilla ni el óxido corrompen, y donde los ladrones no se meten ni roban. Porque donde esté tu tesoro, allí también estará tu corazón.” (Mateo 6:19–21)

Día 5: Oremos: Señor, destruye las murallas de idolatría, falsa religiosidad y legalismo entre los hispanos. “¡Nuestro Dios está en los cielos! ¡Ha hecho todo lo que ha querido! Los ídolos de ellos son de plata y oro, obra de manos de hombres..” (Salmo 115:3–4)

Día Domingo: Por favor, tome tiempo para presentar estos motivos ante la congregación y diríjalos en un tiempo de oración corporativa en sus clases de Escuela Dominical y servicio de adoración.

Regresar a la página principal
Ministry Index