Skip to main content

Saliendo Del COVID:Opciones De Estrategia Para Reunir La Iglesia

Intención: Este recurso ha sido preparado para guiar a la iglesia local a reunirse después de que las autoridades locales hayan aprobado las distintas medidas de realizar servicios de adoración en persona.

Recurso para la Fase 2 (Reuniones Limitadas):

Este recurso trata con el tiempo entre los servicios de adoración que eran solo transmitidos en línea y el día en que los servicios de adoración en persona pudieron realizarse libremente según lo definido por las autoridades locales. En otras palabras, este recurso es de ayuda si el regreso a los servicios de adoración regulares o pre-COVID días de adoración que requiere un proceso incremental durante muchos meses.

las tres palabras claves de reunirse

para navegar en esta temporada efectivamente hay tres palabras que se deben seguir: bíblica, incremental y segura.

Bíblica

Como siempre, las iglesias deben esforzarse por mantener una expresión bíblica de la adoración expresada en el Nuevo Testamento. Esta temporada no es una cuestión de si una iglesia local debe reunirse o no, sino cómo una iglesia debe realizar reuniones en el mejor interés de la salud pública.

 

Incremental

Los líderes de la iglesia deben comprometerse con el objetivo de que cada servicio de adoración de fin de semana sea hecho de la mejor manera posible, al mismo tiempo que se hacen decisiones con prudencia. Esto ayuda a evitar apresurarse hacia reuniones imprudentes, pero al mismo tiempo no deja que las iglesias permanezcan en modo de solo en línea por más tiempo de lo necesario. Las respuestas paso a paso y la postura intermedia ayudarán a las iglesias a avanzar hacia sus metas finales mejor que los enfoques fuertes y rápidos.

Seguridad

Será prudente reconocer el potencial de una capacidad reducida en todas las áreas de reuniones en persona por el bien de la salud y la vida. Esta área debe influir en cómo se realiza los servicios de adoración de fin de semana, los ministerios de niños y estudiantes y los estudios bíblicos en grupos pequeños.

¿CÓMO SABEMOS SI LO QUE ESTAMOS HACIENDO ESTÁ BIEN?

  1. Consideración de las autoridades locales: este es un momento para reforzar el testimonio de la iglesia local al considerar las directrices de las autoridades gubernamentales locales. Si está disponible, considere invitar a un oficial de policía local o funcionario del gobierno a su planificación antes de publicar cualquier plan de servicio de adoración en directo y corporativa. Si su presupuesto lo permite ofrezca pagarle a un oficial de policía para que esté en el campus durante las reuniones de adoración. También este dispuesto a seguir el consejo del oficial para el distanciamiento social adecuado.
  2. Evite decisiones unilaterales: el libro de Proverbios menciona una y otra vez la sabiduría que se encuentra en múltiples consejeros. Esta es una temporada para hacer el trabajo de aprender lo que es beneficioso para su congregación, lo que unifica el liderazgo de su iglesia y lo que alienta a su comunidad.
  3. Coopere a nivel local y nacional: asegúrese de que los planes de su iglesia reflejen las mejores prácticas de su comunidad. Si las empresas están severamente restringidas o cerradas, no haga un plan para tener un tipo de reunión de adoración como su iglesia solía tener antes de la pandemia.

¿QUÉ ES LO MEJOR QUE PODEMOS HACER ANTES DE OFRECER UN SERVICIO DE ADORACIÓN EN PERSONA?

Ponga a prueba todo lo que hace antes de anunciarlo: esto permitirá a los líderes de la iglesia obtener valiosos comentarios, aprender cómo las personas realmente responderán y ayudará a resolver las mejores prácticas invitando a personas de confianza a experimentar el servicio de adoración. Esto también es cierto para grupos pequeños. Siga este paso antes de ofrecer el servicio o grupo pequeño a la congregación o al público. Esto le ayudará a evitar equivocarse y que su reputación sea perjudicada a largo plazo.

LISTA DE COMPROBACIÓN:

  1. Asegúrese de estar en acuerdo jurídico con las directrices de las autoridades locales y nacionales para reanudar sus reuniones corporales.
  2. Asegúrese de seguir las pautas actualizadas del distanciamiento social de los Centros Para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).
  3. Comience a construir sus grupos experimentales  ahora mismo. De esta forma, estará listo para ejecutar su plan cuando las autoridades locales lo permitan.
  4. Elija familias que sean saludables, confiables y que representen a un amplio grupo demográfico. También es útil si tienen el talento para ayudar a ejecutar los diversos aspectos de la adoración corporativa.
  5. Invite a 5-10 personas menos que el tamaño de reunión máximo permitido, a fin de permitir a nuevos visitantes e invitados a su servicio de adoración.
  6. Intente ejecutar absolutamente todo lo que espera hacer. Esto le dará el máximo valor a su operación de prueba.
  7. Comunique sus planes de operación de prueba a la congregación.
  8. Establezca un protocolo para hacer evaluaciones de salud a todos los asistentes y voluntarios. Una operación de prueba  es una gran oportunidad para ver qué es útil y posible. Por ejemplo, si los tamaños de los grupos de la asamblea están limitados a 50, ¿es práctico pedir que todos los asistentes sean evaluados antes de la entrada?
  9. Aprenda todo lo que pueda de los asistentes. Deles la oportunidad de elegir no hacer algo u ofrecer ayuda inmediatamente.
  10. Haga una reunión de seguimiento por medio de Zoom con su grupo de operación de prueba  y aprenda lo que necesita saber de ellos.

¿CUÁL ES NUESTRO ENFOQUE DE LIDERAZGO PARA REUNIRNOS?

  1. Adoptador tardío: una decisión de esperar el mayor tiempo posible para restaurar las reuniones en vivo.  Este enfoque es una mejor consideración en las áreas de alto riesgo de COVID-19.
  2. Adoptador incremental: una decisión de tomar decisiones de semana a semana. Este enfoque debe ser utilizado por la mayoría de las iglesias. Esto hará que sus planes se entiendan como “justo a tiempo” con poca o ninguna penalización o recompensa para el liderazgo.
  3. Adoptador temprano: la decisión de estar entre los adoptantes más agresivos y más tempranos de varias formas de reunión en vivo.  Este enfoque es para líderes que están dispuestos a tener errores y compartir información útil con otras iglesias.
  4. Pionero: la decisión de intentar diversas formas de recopilación en directo sin datos: vivir por una intuición. Este enfoque es para la iglesia y el pastor que están dispuestos a pagar el precio de encontrar, probar e implementar las mejores prácticas. También puede traer ramificaciones legales, financieras o sociales.

¿CUÁLES SON LOS MÉTODOS PARA REUNIRSE?

  1.  Iglesia autocine: el modelo de la iglesia autocine estaría entre los modelos más seguros de reunión.  Estudie los pros, los contras y las mejores prácticas de la iglesia autocine.
  1. Inscripción para los servicios de adoración: este método limitará la cantidad de servicios de adoración en vivo cada semana o incluso cada mes.  En otras palabras, debido a las restricciones legales por el COVID-19 puede resultar en no tener una congregación completa. Por lo tanto, este modelo les sugiere a los miembros e invitados que se inscriban para un servicio de adoración en persona por mes.  Los congregantes se turnan para ver la adoración en línea y luego vienen en persona. Obviamente, puede escalar esto a cada dos semanas. Ha habido un aumento reciente para ofrecer boletos gratis en línea para múltiples servicios de Noche Buena para medir la asistencia. Este tipo de esfuerzo podría resultar útil.  Sería prudente inscribir a menos personas, para cada servicio de adoración, de lo máximo permitido por ley para dar oportunidad a que invitados especiales puedan participar.
  1. Reuniones múltiples durante la semana: una iglesia divide el número de congregantes por el número máximo de reunión legal y ofrece esa cantidad de servicios de adoración en vivo.  Ejemplo: 150 asistentes regulares combinados con una temporada de 50 como máximo reunidos significaría que una iglesia podría ofrecer 3-4 servicios en vivo para todos los gustos.  Seria más prudente inscribir a menos personas que la capacidad máxima  legal para dar oportunidad  a los invitados a participar. Con el tamaño de ejemplo de 50, sería logísticamente práctico y prudente agregar un breve formulario de evaluación de salud para cada familia que asista.
  1. Utilizar métodos múltiples: La mayoría de las iglesias deberían aterrizar sobre esta decisión. Lo que la iglesia perdió en COVID fue la capacidad de reunirse en vivo y en persona. Lo que la iglesia ganó durante COVID fue de tener un énfasis renovado sobre la evangelización. Para seguir adelante es prudente alimentar ambos aspectos. Este enfoque también comunica el uso de la sabiduría para las personas en riesgo.
  1. Cultos sólo para adultos: Este método es de matar dos pájaros de un tiro. Esto pide que los padres se alternan para la asistencia al culto (así la asistencia se puede disminuir porque un padre se queda en casa con los niños) y esto aplaza la necesidad de determinar un método de ministerio para niños hasta que se aclare la situación.
  1. Grupos pequeños en vivo y cultos cooperativos en línea: las iglesias pequeñas y medianas podrán decidir dedicar un espacio bien preparado y limpio para grupos pequeños o estudios bíblicos que suceden en el campus que son legalmente apropiados. Ellos continuarán haciendo en vivo o grabando los cultos de fin de semana para publicarlos en línea. Se puede dar consideración a grupos en hogares, pero los líderes no tendrían la forma de asegurar la limpieza adecuada.
  1. Solo en línea hasta estar el cien por ciento seguro: tome este enfoque si se encuentra en una zona de alto riesgo, si su comunidad sigue en gran medida en un encierro o si sus autoridades locales le han pedido que lo haga.

¿COMO REALIZAMOS NUESTRO SERVICIO EN LÍNEA Y FÍSICAMENTE?

  1. Todo en vivo: transmita en vivo todas las reuniones que se producen. Esta es una buena opción para iglesias con recursos amplios de equipo y personas en el campo de la tecnología.  Adicionalmente, estas iglesias pueden retrasmitir cualquier culto que desean a cualquier día de la semana.
  2. Transmitir en vivo y grabar: El culto inicial entre los cultos múltiples durante la semana es transmitido y luego se repite el fin de semana con los horarios predeterminados. Esta es una buena elección para iglesias que tienen un equipo amplio pero son limitados con personas.
  3. Cultos en vivo y cultos transmitidos: Grabe un culto de adoración durante la semana (posiblemente el culto que van a ofrecer el próximo fin de semana). Entonces su iglesia transmitiría ese culto grabado en un horario predeterminado y publicado para ese fin de semana. Cultos en vivo se harían separados y no serán transmitidos por internet. Esta opción es buena para esas iglesias con equipos limitados y donde la misma persona está produciendo el contenido y ejecutando la tecnología necesaria para ese culto.

¿CUÁLES SON LAS MEJORES PRÁCTICAS PARA LA SEGURIDAD SANITARIA?

  1. Una Actitud Positiva: Determinen tener un acercamiento a volver a estar juntos, aunque puede ser que no sea perfecto. Procurar hablar bien de las autoridades de gobierno sin importar cuan rápido o el contenido de sus decisiones.
  2. La Distancia Social Adecuada: Si el estándar es seis pies, ponga sus sillas seis pies en distancia. Use el estándar común hasta que cambien el estándar.
  3. Información de Verificación para Voluntarios: Asegúrese que debe preguntarle a los líderes de equipo y voluntarios que documenten su estatus de salud antes de servir. Vea un ejemplo de una forma de verificación. Siempre se debe aclarar si alguien sospecha que tiene el COVID-19 porque sirven mejor a la congregación quedándose en casa.
  4. Limpieza profunda: Haga lo que sea necesario para asegurarse de tener un edificio limpio. Puede ser que sea prudente ocupar una empresa de limpieza o proveer una lista de control de detalles que deben cumplirse antes de tener una reunión de adoradores.   Consulte las recomendaciones de aquellos en su área de sanidad local o gobierno al hacer su lista.
  5. Provea protección del COVID-19: Ofrezca máscaras, guantes, estaciones de desinfectantes manuales tanto dentro como fuera de la iglesia. Procurar tener equipos de limpieza desinfectando, antes, durante y después de los cultos.
  6. Cuando Dude, Espere: Si no está claro si es prudente ofrecer un cierto aspecto del servicio de adoración, sencillamente espera hasta que sea claro.
  7. Verificación de los Participantes: Los líderes sabios implementarán los niveles más altos de la seguridad sanitaria. Puede o no ser apropiado verificar a todos los que se encuentren en su zona, pero debe ser considerado.
  8. Fomente Sabiduría a los Grupos de Riesgo: Uno de los desafíos de congregarse de nuevo es la certeza de que todos sentirán la necesidad de participar. Hay que emprender sabias decisiones y paciencia para todos aquellos que están en peligro y para aquellos que podrían vacilar juntarse por otras razones de salud.
  9. Desanime el Contacto Personal: Para los que saludan en las puertas, simplemente sonría o mueva la mano (algo nuevo: consiga un letrero muy bonito con signas de bienvenida para que los que saludan a las puertas puedan mostrar esa bienvenida). Sería sabio no hacer los saludos de manos y abrazos entre hermanos durante el programa del culto, hay que ser creativos para mantener la distancia social.

¿CUÁLES SON LAS OPCIONES PARA LOS NIÑOS Y LOS ESTUDIANTES?

  1. No tener el ministerio de niños o estudiantes: El liderazgo de la iglesia escoge tener cultos de adoración a que consisten de toda la familia.   Este enfoque limita las preocupaciones que los  niños pequeños sean expuestos al COVID-19.  Además, esto permite que los padres o los guardianes tengan una supervisión total sobre los menores en asistencia.
  2. Ofrecimientos limitados: En ciertos contextos puede ser sabio el uso de una guardería durante el culto de adoración. Esta opción puede ministrar a un grupo de edad selecto de niños.
  3. Ofrezca ministerios que correspondan con los horarios escolares: Esta es una decisión para seguir la corriente de la comunidad local, siguiendo el protocolo de lo que se está ejerciendo en el sistema de la escuela pública. La ventaja aquí es que la iglesia tendrá acceso a maestros y  oficiales de las escuelas para aprender mejores prácticas. Además, la comunidad en general estará cómoda y familiarizada con las decisiones hechas por el liderazgo de la iglesia.
  4. Ofrezca ministerios normales de acurdo con distanciamiento social: No recomendamos esta opción en abril o mayo. (Meses futuros por ser determinados.) Ministerios de estudiantes regulares y de niños se ejecutan de forma incremental, de acuerdo al número aprobado para estar en asamblea. Esta opción será usada exclusivamente si el gobierno lo exige y la iglesia se ha preparado para el más alto nivel de seguridad sanitaria.

¿QUÉ HAY DE LOS ESTUDIOS BÍBLICOS Y EL DISCIPULADO?

  1. Los grupos podrían ser una estrategia segura para estar juntos otra vez: Este es un buen enfoque a corto plazo para evitar las tensiones para proporcionar una experiencia segura de culto corporativo. La parte negativa de este método es de asegurarse que incluya grupos digitales en la estrategia del discipulado.
  2. Los grupos pueden estar pendientes de la salud de los voluntarios: Los grupos que estén bien verificados pueden servir en el futuro cuando surgen las oportunidades para abrir un campus de cualquier nivel.
  3. Considerar la seguridad sanitaria de los grupos: Los grupos del campus ofrecen un estándar unificado de limpieza a diferencia de los grupos reunidos en casas. Reunirse en el campus permite que su iglesia a controle la limpieza y la seguridad sanitaria de un espacio de reunión.
  4. Seguir adoptando el plan de estudios digitales: Este método de estudio Bíblico es probable que no se vaya después de COVIV-19. Ahora es el momento de investigar lo que mejor se ajusta a su iglesia.

¿CÓMO NOS ENFOCAMOS EN EL ALCANCE?

  1. Trate con lo que es obvio: Permita que la necesidad de la congregación ayude a guiar su esfuerzo para avanzar el evangelio en su comunidad.   Piense en cosas como trabajos, artículos de protección máscaras, instrucción financiera y los alimentos como un punto inicial importante.
  2. Conecte las ofrendas en línea con las necesidades del mundo real: Asegúrese de conectar todos los puntos a su estrategia del ministerio.
  3. Libere grupos pequeños, bien entrenados, que han tenido verificación de antecedentes: Una vez que la decisión se tome de hacer misiones locales, empiece con voluntarios de confianza.  Podrá extender la oportunidad a otros cuando el liderazgo de la Iglesia tenga control de lo que se debe hacer.
  4. Sea inteligente al servir: La iglesia está llamada a impactar al mundo con el evangelio.  En este instante, la salud de la congregación y la comunidad pueden estar a riesgo.  Siempre sirva en una manera prudente para el beneficio de la comunidad. Elija proyectos de alcance que satisfacen las necesidades esenciales y que son prudentes para sus voluntarios.  El servir a la gente a través de un método de auto-servicio es sabio.

¿CÓMO NAVEGAMOS CON EL LIDERAZGO Y LA UNIDAD DE LA IGLESIA?

  1.  Reconozca el poder del cambio: COVID-19 (Coronavirus) fue un cambio que nadie había previsto y nadie pidió que sucediera.  Pero ocurrió. El cambio es una fuerza muy poderosa para las relaciones, la unidad y la dirección.  Algunas iglesias pueden avanzar intactas con todas las cosas pre-COVID. Otras captan los vientos de cambio impactando varias áreas.  Asegúrese de tomar conciencia de lo que está sucediendo y como ha cambiado la dinámica de su equipo de liderazgo.  Haga una lista de los cambios experimentados y tome los pasos necesarios para enfrentar esos  desafíos.
  2. Recuerde que hace poco tiempo atrás su equipo se unificó: es importante recordar a todos los miembros de su equipo.  La decisión de cuándo comenzar las reuniones físicas puede evocar toda la gama de emociones entre su equipo.  En lugar de penalizarlos por no pensar igual que el equipo de liderazgo, recuérdeles que esta es una temporada de decisiones desafiantes en el alcance de cómo Dios quiere usar a su iglesia a largo plazo.
  3. Conceda gracia para la convicción personal y pida gracia por los planes corporativos: esto es muy importante.  Aquellos que comienzan los servicios de adoración físicos en la fase inicial del relajamiento de restricciones podrían enfrentar una situación incómoda. Si la iglesia comienza a reunirse corporalmente demasiado temprano y un asistente llega a infectarse entonces el liderazgo actuó irresponsablemente. Si la iglesia comienza a reunirse demasiado tarde y esto ha ocasionado que la mitad de su personal no haya recibido su salario o pierde asistentes que se arriesgaron a unirse corporalmente, también es un problema.  Mitigue este desafío pidiéndole a todos que apoyen las decisiones de la iglesia mientras que el liderazgo proporciona un período de gracia para participar.  Este enfoque podría resultar crucial para la unidad del liderazgo.
  4. Pida disculpas si se equivoca y tome las medidas adecuadas: ahora no es el momento de pretender que tiene todas las respuestas.  Todos están especulando cuáles son las respuestas correctas exactas.  Si se equivoca, entonces cambie y mejore sus métodos. Todos preferirían seguir a un líder que sea honesto en estas circunstancias.
  5. Considere seriamente desarrollar un plan de prueba : es más fácil llegar a un consenso cuando usted demuestra un deseo de aprender cual es la mejor estrategia para avanzar.  El plan de prueba  también permite a los líderes seguir adelante y también da suficiente tiempo para que el personal, el liderazgo, los asistentes y los invitados capten la visión.  Visite la sección sobre las mejores cosas que puede hacer antes de comenzar los servicios físicos en esta página.

LISTA DE VERIFICACIÓN DE SENTIDO COMÚN:

  1. Verifique con los municipios locales y oficinas de gobierno sobre la legalidad de las reuniones de iglesias.
  2. Desarrolle un plan para responder a personas que contactaron el COVID-19 después de haber asistido a un servicio de adoración.  Adicionalmente, elabore un plan para responder a aquellos que lleguen con síntomas de enfermedad.
  3. Considere contratar a oficiales de policía local para ayudar a implementar estándares apropiados y para ayudar a mantener la distancia social.
  4. Asegúrese de limpiar la iglesia profesionalmente y a fondo de acuerdo con los estándares del CDC (Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades). Preste atención a los requisitos variados las diferentes edades demográficas.
  5. Realice una operación de prueba de reunión con miembros de la iglesia que sean de confianza antes de ofrecerlo al público.
  6. Identifique patrones de áreas de tráfico donde el COVID-19 se pudiera transmitir fácilmente.   Diseñe un plan para las áreas de alto riesgo.
  7. Distanciamiento social: Arregla el santuario de tal manera para que rinda los estándares actuales y desarrolle una estrategia de entrada/salida para los servicios de adoración para cumplir los requisitos.
  8. Limpie las alfombras y los pisos a fondo.
  9. Desinfecte los asientos del santuario, los pomos de las puertas, interruptores de luz, y cualquier otra cosa que usualmente se toca con las manos.
  10. Baños: Comunique que los baños permanecerán cerrados, o desarrolle un plan de limpiezas durante cada hora de asamblea.
  11. Desinfecte los instrumentos de alabanza: pianos, micrófonos, baquetas, monitores de oreja interno y podios.  Remueva las biblias y todo material impreso de las bancas/sillas de la iglesia.
  12. Remueva artículos del ministerio de niños que no son esenciales.  Aunque el ministerio de niños será uno de los últimos ministerios de ser instituidos, mantenga el salón lo más limpio posible.   Considere cerrar estos salones y otros que no están siendo usados.  Recuerde que la proporción nueva de adulto-a-menor podría ser tan baja como 1:4 y podría haber nuevos requisitos y necesitar más pies cuadrados por persona.
  13. Implemente maneras de ofrendar sin tener que pasar el platillo, ponga una caja de depósito al fondo/afuera del santuario o enfatice el ofrendar en línea, también puede poner un buzón donde se depositar desde el auto.
  14. Desarrollé carteles pidiendo a las personas que se abstengan de dar saludos de apretón de manos y de hacer contacto físico en general.
  15. Determine cuales voluntarios deben usar guantes y máscaras.  ¿Se le debe dar guantes y/o mascaras a todos las personas presentes?
  16. Provea puestos con desinfectante de manos dentro y fuera del edificio.
  17. Desarrollé un plan para la gente de alto riesgo (adultos mayores y aquellos con enfermedades crónicas) que deciden asistir a un servicio de adoración. Considere pedirle a este grupo de personas que esperen más tiempo para asistir.
  18. Comunique las expectativas de limpieza y buena salud para todos los participantes y expliqué que la iglesia tiene la discreción de negar la entrada a aquellos que no cumplen con las instrucciones.
  19. Cambie todo el material impreso a digital (boletines del servicio).
  20. Desarrolle un plan digital para obtener información de invitados y respuestas espirituales.  Tome tiempo para desarrollar maneras apropiadas de ir al altar durante el tiempo de invitación, o si no es necesario hacer un llamado en este momento.